¿Eres autónomo o una empresa? Empieza a trabajar ya... ¡Regístrate para empezar, es gratis!

Cerrar

Blog

Conoce todo tipo de noticias de interés relacionadas con Sevte&Co o de rigurosa actualidad general.

Es tiempo de meter ropa a la secadora y lo sabes.

Es tiempo de meter ropa a la secadora y lo sabes.

05 Noviembre 2018

Cada vez son más los hogares que disponen de este electrodoméstico.

Si te estás planteando la compra de este electrodoméstico pero todavía tienes dudas sobre si elegir una secadora de evacuación o condensación porque no sabes cual de ellas es mejor para cuidar la ropa, este artículo puede ayudarte a aclarar tus dudas.

En esta ocasión vamos a hablar sobre las diferencias entre una secadora de evacuación y condensación.

Desde hace ya algún tiempo las secadoras han dejado de ser un artículo de lujo y todas las marcas se han lanzado a su fabricación, ofreciendo esto la posibilidad de encontrar secadoras de todo tipo, con una tecnología que ha mejorado mucho y a precios muy diferentes. La verdad es que a día de hoy tenemos a nuestra disposición un gran abanico de posibilidades donde elegir, pero debemos de tener claro los diferentes sistemas que utilizan las secadoras.

Lo primero que debemos de tener claro antes de elegir entre la compra de una secadora de evacuación o de condensación es como funcionan cada una de ellas.

El funcionamiento de una secadora de evacuación es muy sencillo. Toma aire del exterior y este pasa a través de unas resistencias que lo calientan. Una vez caliente, el aire se introduce en el interior del tambor donde se encuentra la ropa mojada, se carga de humedad y se expulsa el vapor al exterior a través de un tubo. Para instalar este tipo de secadoras es necesario que haya una salida al exterior donde poder colocar el tubo de expulsión del aire húmedo. Estas secadoras resultan más económicas aunque tienen un mayor consumo energético. Es necesario que donde se instalen haya alguna salida al exterior.

Hace años las secadoras de evacuación no protegían tanto el cuidado de la ropa pero a día de hoy con la evolución tecnológica que han ido experimentando estos electrodomésticos, se han ido incorporando programas específicos para cada tipo de tejido.

La elección de un sistema u otro de secadora no tiene que venir determinado porque una vaya a proteger los tejidos más que otra ya que todas cuentan con programas específicos de secado para cada tipo de tejido. Nos tendremos que fijar en otra serie de características específicas propias de cada sistema que si que van a ser determinantes en nuestra elección.

En una secadora de condensación el aire se calienta a través de una resistencia eléctrica y se convierte en vapor de agua que cuando se enfría el agua se recoge en un deposito, que hay que vaciar periódicamente.

Algunas secadoras de este tipo ofrecen la posibilidad de sustituir el deposito de agua por la opción desagüe que se puede conectar a la salida de agua de la lavadora, evitando de esta manera el tener que vaciar constantemente el depósito del agua. Claro que si elegimos esta última opción no podremos colocar la secadora donde queramos ya que dependeremos de donde se encuentre la salida del agua.

El precio de este tipo de secadoras suele ser bastante asequible. Son más eficientes energéticamente. Como recomendación a la hora de elegir una secadora habría que decir que deberíamos de comprar una con una capacidad algo superior a la de la lavadora, ya que la ropa mojada pesa más que la seca. Si por ejemplo tenemos una lavadora con una capacidad de carga de 7 kilos una buena opción sería la elección de una secadora de condensación de 8 kg. Además también se aconseja dejar alrededor de un 20% del tambor libre de ropa, de esta manera la ropa tarda menos tiempo en secarse, lo que supone un ahorro energético, además la ropa no se arruga tanto y las fibras se estropean menos. Si buscamos un modelo de secadora con tecnología de bajo consumo y alta eficiencia energética lo que necesitamos es una secadora de condensación clase A+.

Secadora de condensación o de convención, ¿cúal es mejor?

Todo dependerá de las necesidades que tengamos, pero sobre todo de donde vaya a estar ubicada la secadora, ya que no debemos olvidar que si nuestra decisión final es la de comprar una secadora de evacuación necesitaremos una salida al exterior. De cualquier manera la compra de una secadora siempre nos va a permitir tener la ropa limpia, seca y casi sin arrugas en muy poco tiempo.

¿Te ha resultado interesante? ¡Comparte!
Volver